Sopa ligera tipo minestrone, una deliciosa cena para bajar de peso

Con este frío todos anhelamos algo caliente y para la cena queremos compartir contigo una receta que no solo te hará sentir reconfortado, sino que también es un fuente de nutrientes y es muy ligero, ideal para adelgazar, porque en su mayor parte está elaborado con ingredientes de origen vegetal, lo que lo hace muy fácil de digerir, además de contener vitaminas, minerales y fibra.

Es un sopa ligera de minestrone, es decir, similar a la preparación de esa sopa de la cocina italiana que se basa en una sopa hecha con verduras y una salsa de tomate que se suele servir con queso parmesano rallado, y que se puede preparar con arroz o pasta. En este caso, no usamos más de Frijoles, una legumbre llena de proteína vegetal, complejo B, fibra, hierro, calcio, potasio y zinc.

En cuanto al resto de productos de origen vegetal disponemos aporte de fibra soluble e insoluble, vitaminas A, C, complejo B, E y K, además de antioxidantes y minerales como potasio, magnesio, hierro, calcio y fósforo, entre muchos otros fitonutrientes. Hacer esta receta es muy sencillo y puedes guardar lo que te queda en el congelador para la próxima vez, consumirlo regularmente y verás los resultados.

Sopa ligera de minestrone

Ingredientes:

  • 150 gramos de frijoles cocidos
  • 5 zanahorias
  • 1/2 repollo
  • 1 pimiento rojo
  • 2 tallos de apio
  • 2 tazas de brócoli en floretes
  • 2 calabacines
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 1/2 cucharadita de jengibre rallado
  • 2 cucharadas de puré de tomate
  • 3 tomates
  • 2 cucharaditas de curry
  • 6 tazas de caldo
  • Pepitas verdes sin sal
  • Pimienta negro
  • aceite de oliva virgen
  • Sal

Lavar las verduras, desinfecta las que lo requieran y cortar en trozos medianosCubos o cuadrados medianos a pequeños. En el caso de los pimientos, desechar las semillas y también quitar las colas o puntas a quienes lo requieran. Pela la zanahoria y desecha las semillas de calabacín.

Coloque un olla a fuego medio alto con un chorrito de aceite de oliva virgen, una vez caliente agregue el cebolla y el ajo finamente picado, revuelva hasta que esté escalfado.

Agregue el resto del verduras picadas, revuelva e integre las especias, es decir, las jengibre rallado, los curry, los hojas de laurel, pimienta negra molida y sal al gusto, revuelva.

Añade el caldo (Se puede hacer con verduras, carne o hueso, ya que tienen mucho sabor y nutrientes, pero si no puedes, puedes simplemente agregar agua).

Tan pronto como empiece hervir el caldo cuenta 10 minutos y luego agregue el Pure de tomate y el tomate finamente picado (sin semillas y sin piel), revuelva para integrar.

Cuando las verduras estén blandas, agregue los frijoles cocidos y escurridas, déjalas calentar por unos 5 minutos, retirar y servir con un puñado de pepitas verdes sin sal, disfruta caliente.

Leave a Comment