Receta de mondongo, con mucho sabor – Comedera

Aprende a preparar este mondongo con mucho sabor, es realmente sensacional.

Sabemos que no es una comida habitual para su menú habitual, pero esta preparación es es típico en varios países latinoamericanos.

Vas a llama callos a la panza de la res y, aunque no suene provocador, es una gran receta para los que saben prepararla muy bien. el truco esta en lavar perfectamente la carne del mondongo picarlo finamente. Además, te recomiendo que lo compres en las carnicerías de tu confianza para que puedas comprarlo fresco.

Los callos se comen muy condimentados y con abundante verdura. Es realmente una explosión de sabores debido a la variedad de ingredientes y especias. Asimismo, se cocina durante mucho tiempo para que su textura sea suave.

Es perfecto para comerlo un domingo por la tarde, acompañado de arroz blanco y plátano maduro o maduro frito. La versión que te mostraremos será guisada, pero en naciones como Venezuela la sirven como sopa.

¡Empecemos, estamos seguros de que te sorprenderás!

Prepara el mejor mondongo para tu familia

Receta paso a paso para hacer callos guisados ​​con verduras y especias

palabra clave receta tradicional
Tiempo de preparación veinte minutos
Hora de cocinar 1 hora 40 minutos

Ingredientes

  • 1 kg callos limpios y picados
  • 1 litro de agua
  • jugo de dos limones
  • 1 cebolla
  • pimientos dulces
  • dos diente de ajo
  • 1 ramo cebollín
  • 75 gramo salsa de tomate
  • 1 cda de sal
  • 1 cda de pimienta
  • cincuenta gramo entre aceitunas y alcaparras
  • 1 cda orégano
  • 1 cda albahaca picada
  • 1 cubo o caldo de verduras
  • dos cucharada de aceite
  • 1 cda cilantro fresco picado

Preparación paso a paso

  • Tomarás los callos, agregarás agua y el jugo de los limones. Los dejarás en remojo durante 1 hora.

  • Tirar el agua de remojo, colocar los callos en una olla a presión con agua y sal y cocinar hasta que estén tiernos. Si no cuentas con este instrumento, puedes hacerlo en una olla normal, pero por 2 horas o hasta que tenga la textura requerida. Cuando esté lista, la colarás para quitarle todo el exceso de agua.

  • Cortar la cebolla, los pimientos, el cebollino y el ajo en tiras o juliana. Calentar una sartén grande con aceite para freír las verduras hasta que estén blandas. Una vez en el punto, añadirás los callos troceados. Remueve para integrar todo.

  • ¡Vamos a darle sabor! Añadir todas las especias, junto con el caldo o cubito de verduras, la salsa de tomate, las alcaparras, las aceitunas y un poco de agua. Revuelve todo para integrar los sabores y tapa por 30 minutos para terminar de cocinar.

  • Pasado este tiempo, destaparás y agregarás el cilantro para terminar de cocinar. Déjalo por 5 minutos más o hasta que el líquido reduzca un poco. Como es una versión guisada, debe tener salsa. La textura de los callos debe ser muy suave y tersa.

  • ¡Hemos terminado!

Los callos se comen con un buen arroz blanco

Debido a los sabores pronunciados de esta receta, se recomienda comerla acompañada de arroz blanco para equilibrar la sazón. Además, sabemos que cuando se trata de guisos o salsas, el arroz es el acompañamiento perfecto para disfrutarlo. Lo mejor es que en Comedera te enseñamos a preparar arroz blanco con mucha facilidad y con muy buenos trucos. Haga clic aquí.

También puedes tener otro contorno que combine con este alimento, los tostones.

Prepara callos sin problemas

Es importante que cuando vayas a elegir tu callo trates de elegir una pieza moderada que no tenga ningún tipo de manchas amarillentas, debe ser completamente blanco/beige. Si tiene algún otro tipo de color es porque la carne no está fresca.

Uno de los trucos más habituales es la limpieza de los callos, hay quien los lava con un cepillo para eliminar todos los residuos y luego le añade jugo de limón como te expliqué antes.

Pero, debo decirte que al cocinar los callos desprende un olor muy fuerte que se puede evitar con algunos tips que te daré a continuación:

  • Usa bicarbonato de sodio, al momento de hervir los callos agrega una cucharada.
  • Muchos lo dejan remojando en leche durante 1 hora para neutralizar los olores.
  • El vinagre blanco también es muy utilizado para combatir el particular aroma de los callos.

Otras recetas en Comedera:

Leave a Comment