Cómo hacer pan de viena – Comedera

En una nueva receta de panadería, toca hacer pan viena en Comedera.

Como su nombre lo dice, este pan tiene su origen en Austria durante el siglo XIX, concretamente en su capital Viena. En esa época había una forma particular de hornearlo, era un proceso tedioso, ya que se utilizaba una técnica de doble cocción.

Una vez hecho el pan viena, se introdujo en horno de barro bajo techo de vapor, por lo que el pan de esta época tenía una miga aireada y muy húmeda. Actualmente no se hace bajo estos procedimientos debido a lo avanzado de los hornos, simplemente se hornea a temperatura moderada para lograr la textura tradicional.

este pan viena tiene un sabor dulce y sutil, similar al del brioche y habitualmente le dan una forma redonda que permite usarlo en hamburguesas o bocadillos, aunque algunos lo prefieren alargado.

No te pierdas cada detalle de este pan viena y vamos con la receta.

Receta de pan nativo de viena

Pan vienés, dulce y tradicional. Receta de miga suave y corteza crujiente.

Plato pan, bollería, harina
Tiempo de preparación 30 minutos
Hora de cocinar quince minutos
Fermentado y en reposo: dos horas 30 minutos
Tiempo Total 3 horas quince minutos

Ingredientes

  • 500 gramo de harina fuerte
  • 250 ml Leche
  • 60 gramo de mantequilla
  • 40 gramo . de azúcar
  • 5 gramo levadura
  • 10 gramo de sal
  • dos huevos

Preparación paso a paso

Hagamos un fermento:

  • En un recipiente añadimos 100 gramos de harina, la levadura y 100 ml de leche, removemos todo y dejamos fermentar durante 30 minutos hasta que tengamos una mezcla con mucho gas.

Masa:

  • En otro recipiente, coloca la harina, el azúcar y la sal, revuelve. Abre un espacio en medio del volcán, para agregar el resto de la leche, los huevos y la mantequilla. Con ayuda de tus manos amasarás hasta conseguir una textura homogénea.

  • Vas a enharinar tu encimera, colocarás el fermento y la masa para unirlos. Amasarás ambos hasta que se integren por completo y consigas un aspecto manejable. Harás una bola con ella, la guardarás en un bol y taparás con un paño para dejarla reposar durante 30 minutos.

  • Pasado este tiempo, vuelve a estirar tu masa para eliminar todo el gas, harás este proceso durante 7 minutos. De nuevo le darás forma de bola y lo llevarás a la heladera por 1 hora hasta que se enfríe para que la masa se compacte.

  • Después de un tiempo, sacarás la masa de la nevera, la estirarás y le darás forma a tus próximos panes. Corta la masa en porciones iguales, yo las prefiero redondas, pero también las puedes hacer alargadas. Cuando estén listos, harás una abertura tipo cruz en la superficie. Los colocarás en una charola con papel encerado y los dejarás reposar por 20 minutos.

  • Precalentar el horno a 220 grados Celsius. Una vez terminado el proceso de reposo, las meterás en el horno y las dejarás cocer durante 15 minutos.

  • Los panes deben ser de color marrón dorado y tener una corteza dura, pero una miga suave.

  • Las dejarás reposar y estarán listas para consumir.

  • ¡Finalizado!

¿Con qué puedes acompañar tu pan viena?

Como os comentaba, este pan viena se utiliza habitualmente para hacer hamburguesas por la blandura de su miga. Además, puedes comerlo con queso manchego o mozzarella con tomate. es una delicia

¿Cómo conservar tu pan viena?

Se recomienda que los guardes en un ambiente cálido para conservar su frescura, te sugiero que lo consumas el mismo día que se prepara o al siguiente. Si te sobra, puedes congelarlas y cuando lo necesites, tostarlas para que se ablanden.

Otros panes en Comedera:

Leave a Comment