¿Y si hacemos una salsita verde bien sencilla? Receta fácil y rápida

cuando comemos quesadillascasi siempre buscamos una salsita deliciosa con la que acompañarlos, entramos en el debate de la salsa roja o verde y cual es el mejor, pero al final sabemos que cada uno tiene su encanto.

En particular, me parece que la salsa verde cruda es la mejor opción para una quesadilla, porque es muy fresca, ese toque ácido le da un empujón al queso y además el aroma del chile te penetra el cerebro de una manera deliciosa.

Y para que no se os siga haciendo la boca agua, os dejo con esta sencilla receta de salsa verde con tan solo 5 ingredientes.

salsa verde

Ingredientes:

  • 7 piezas de tomate verde, pelado y muy bien lavado
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de cilantro
  • Sal gruesa suficiente
  • 4 piezas de chile serrano

Procedimiento:

En una licuadora colocamos los tomates verdes cortados por la mitad, el ajo entero y los chiles serranos sin rabo.

Triturar un poco y añadir la ramita de cilantro. Continúe mezclando hasta obtener la textura deseada.

Rectificar la sazón con sal de grano.

Esta receta también se puede hacer en molcajete, y para este método el proceso es así:

En el molcajete añadimos el diente de ajo con un poco de sal de grano, trituramos hasta que quede una pasta.

Continuamos con los chiles serranos partidos por la mitad. Si es necesario agregar más sal.

Añadir poco a poco los tomates, intentando que se incorpore todo bien.

Al momento de servir, agrega el cilantro picado y revuelve.

Así de sencillo tienes una salsa verde para tus quesadillas o lo que quieras.

Leave a Comment