3 papillas para tu bebé, prepáralas fácilmente con estas recetas sencillas pero nutritivas

Tener hijos no es una decisión fácil y mucho menos algo sencillo de llevar a cabo. Es una etapa en la que constantemente sientes que estás haciendo un pésimo trabajo, ya sea que use chupete o no, que duerma a tiempo o no, que vea televisión o no, que come perfecto o de lo contrario. En definitiva, todos y cada uno de los aspectos que envuelven a la niños pequeños o bebés es una apuesta continua.

y cuando de alimentación hablamos, porque ellos comienzan todos los temores del mundo con respecto a sus Valor nutricional, cantidad y frecuencia. Y aún en ese punto, aunque hagas todo bien, llega la mejor parte: que el pequeño en cuestión acepte tu propuesta de menú, y mejor aún, que te permita llevárselo a la boca.

Deseándole toda la suerte y el éxito del mundo, he aquí tres sencillas sugerencias para un comida para bebé esperamos que sean de su agrado.

Ingredientes:

  • 2 papas medianas
  • 1 zanahoria mediana
  • ½ taza de pechuga de pollo cocida y desmenuzada
  • 1 pieza de calabaza

Procedimiento:

Cuece perfectamente las patatas, quítales la piel y haz un puré muy suave y fino. Si se siente demasiado espeso, puede agregar un poco de agua o caldo de pollo sin sal.

Dividiremos este puré en tres partes.

Procedimiento de papilla de zanahoria:

A nuestra zanahoria perfectamente cocida, la pasaremos por la batidora hasta obtener un puré muy fino, mezclamos de forma envolvente con el puré, si queda muy espeso lo diluimos con la misma agua de cocción de la zanahoria. Si es necesario, pasar por un colador fino y esperar a que alcance una temperatura adecuada para el bebé.

Procedimiento de papilla de pollo:

Con un poco de caldo de pollo, licuamos nuestra pechuga deshebrada, a esta preparación le agregamos el puré de papa y mezclamos de manera envolvente. Queremos que la consistencia sea muy suave y sin trozos grandes, si se requiere se debe colar finamente.

Procedimiento de papilla de calabaza:

Cuando nuestra calabaza esté bien cocida, la trituraremos con el agua de cocción y la mezclaremos con el puré de patatas. Tiene que tener una consistencia blanda y una temperatura adecuada para el bebé.

Y de verdad espero que alguna de estas ideas le llame la atención al pequeño retoño y sobre todo que lo disfrute y tú disfrutes de ese momento de felicidad.

*Recuerda que cada bebé es diferente y hay que adaptarse a su desarrollo, requerimientos nutricionales y gustos. Además de que es fundamental que la introducción a los alimentos sólidos sea acompañada por un especialista y que se recomienda la Lactancia Materna Exclusiva hasta un mínimo de 6 meses de edad.*

Leave a Comment