Aprende cómo hacer langosta al ajillo – Comedera

Hoy vamos a langosta al ajillo, una receta muy acertada para los paladares más exigentes. La carne más exquisita de todo el océano, la más delicada y sublime, no en vano es la más apetecida en las mesas del mundo.

La langosta tiene una carne tierna, se debe cocinar a fuego lento para que conserve una textura suave y jugosa, si se cocina a fuego alto quedará dura y masticable. esta versión de langosta al ajillo Se hace en una sartén a fuego medio para obtener la textura ideal.

Es una preparación súper sencilla y rápida con un gran resultado y con muchas opciones de acompañamiento. Puede ser con unas patatas fritas, y una ensalada de lechuga fresca. En realidad esta propuesta es para que te sientes a la orilla de una playa, pero los contornos pueden ser los de tu preferencia.

Para esta receta usaremos las colas de langosta así que sepáralas y córtalas por la mitad y déjalas listas para su preparación.

Repasemos los pocos ingredientes que necesitamos para hacer este majestuoso plato de langostas al ajillo.

receta de langosta al ajillo

Langosta al ajillo deliciosa. Receta sencilla y rápida con resultados sorprendentes.

Tiempo de preparación 5 minutos
Hora de cocinar quince minutos
Autor María Alexandra Gómez

Ingredientes

  • 4 colas de langosta
  • 5 cucharada Manteca
  • 6 dientes de ajo aplastada
  • ½ taza vino blanco
  • uno limón jugo
  • uno ramita de perejil picado muy fino
  • sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Preparación paso a paso

Langostas al ajillo

  • colocamos un Langosta boca abajo sobre una tabla de cortar. Sosteniéndola por la cola, insertamos la punta de un cuchillo grande y afilado justo en el medio de su cuerpo. cortamos el Langosta por la mitad a lo largo hasta el final en la punta de la cola, dividiéndola. Retire y deseche los órganos gris verdosos y los huevos.

  • Al caparazón del bogavante le vamos a quitar la carne parcialmente, dejaremos una parte pegada en la punta inferior de la cola. Salpimentamos

  • En una cacerola, calienta 2 cucharadas de mantequilla a fuego lento, pon las colas de langosta por ambos lados, 2 minutos cada una.

  • Una vez selladas habrán quedado bastante sabor en la olla así que aprovecha y añade más mantequilla. Cuando nuestro bogavante esté dorado, añadimos el ajo y pasados ​​2 minutos añadimos el vino blanco. Deja que el líquido se reduzca un poco.

  • Ahora agrega el perejil y deja que se integren todos los sabores por 5 minutos.

  • Lista las langostas para acompañar con lo que decidas. !Buen provecho

Más detalles sobre la receta.

Esta salsa es la clásica salsa de “ajo”, y se puede utilizar en recetas de pescado, pollo o mariscos.

Estos crustáceos destacan por su riqueza en minerales como zinc, sodio, magnesio, calcio, potasio; y especialmente, selenio, fósforo y yodo. Tampoco se descarta la ingesta de vitaminas, especialmente vitamina B12 y niacina.

La langosta, al no tener muchos hidratos de carbono ni grasas, es ideal en la dieta de deportistas y personas que siguen dietas para combatir el sobrepeso.

Es importante limpiar bien la langosta, al cortarla debemos quitarle los huevos u órganos. Limpiar con abundante agua.

La langosta debe ser fresca, si es posible cómprala viva, su carne tiene mejor sabor y textura cuando no ha pasado mucho tiempo en el refrigerador.

Más recetas de mariscos

Si ves lo fácil y deliciosa que está esta receta, querrás activarte para preparar algo similar. Aquí les dejo lo que tenemos en canal de platos de mariscos.

Leave a Comment